Itinerarios y Acompañamiento

Condiciones favorables al desarrollo de competencias para colectivos en exclusión social

LOS ITINERARIOS DE DESARROLLO DE LAS COMPETENCIAS

Las EI son expertas en los itinerarios de desarrollo de competencias y en el seguimiento personalizado de cada trabajador en inserción. Son medidas de intervención y acompañamiento, encaminados a resolver problemáticas específicas derivadas de la situación de exclusión (orientación, tutoría, habituación laboral y social, procesos personalizados y formación). Se trata de mejorar el profesionalismo (competencias profesionales y socio-profesionales) y las competencias personales, es decir la capacidad del trabajador en aplicar de manera duradera las competencias y actitudes profesionales y personales, que permiten llegar a resultados, en cantidad y en calidad, esperados de la persona y del puesto que ella ocupa.

Click para ampliar

Click para ampliar

 

EL ACOMPAÑAMIENTO SOCIAL Y PROFESIONAL:
CONDICIÓN INDISPENSABLE A LAS EI

Para garantizar el buen desarrollo del itinerario de desarrollo de competencias, las empresas de inserción, en España o en Bélgica, realizan procesos de acompañamiento personalizados con cada uno de los trabajadores desfavorecidos.

Objetivo: El acompañamiento social personalizado es una herramienta de desarrollo de las competencias que permite favorecer la inserción sostenible y de calidad, en la propia EI (EI finalista) o en otras empresas del mercado laboral ordinario (EI de tránsito).

Definición: Relación pedagógica que tiene como objetivo principal el logro de la autonomía personal, de la independencia o emancipación de la persona acompañada en tres dimensiones: el personal, el sociolaboral y el profesional. (Manual de acompañamiento realizado por FAEDEI, AERESS y la Universidad de Valencia).

Particularidades:

  • Se elabora de manera individual, personalizada. Es un proyecto individual a largo plazo que constituye, además, el principal elemento de motivación.
  • La persona es «protagonista» de su propio cambio. El método consiste en convencer, y no a obligar, buscando una implicación de cambio personal (“la conducta del cambio”).
  • Tiene siempre un carácter «integral». Hay que tomar en cuenta todos los ámbitos: salud, educación, alojamiento, justicia, trabajo,…, de manera coordinada y con todos los recursos disponibles.
  • Consiste en fortalecer las habilidades individuales, el desarrollo personal y el desarrollo de competencias. El objetivo es la promoción y la autonomía de la persona.

Para más información: Buenas prácticas »